El Museo Salvador Dalí de Florida planea una expansión de $38 millones

El Museo Salvador Dalí de San Petersburgo, Florida, tiene una propuesta de expansión de 38 millones de dólares para añadir 20.000 pies cuadrados dedicados a presentaciones digitales y programas educativos que hacen uso de tecnologías de realidad aumentada y virtual. El Consejo de Desarrollo Turístico del Condado de Pinellas pronto establecerá un cronograma para un proceso de revisión para evaluar la solicitud del museo de $17.5 millones en dinero de impuestos para apoyar el esfuerzo, que también incluiría la construcción de un estacionamiento.

Hank Hine, director del Museo Dalí -que alberga más de 2.000 objetos a lo largo de la carrera del surrealista y atrae a unos 400.000 visitantes al año- dijo a ARTnews que, desde que Dalí incorporó el cine, la animación y la holografía a su práctica, el interés de la institución por aumentar sus capacidades tecnológicas está “totalmente en su espíritu”.

La actual exposición “Magritte & Dalí” del Museo Dalí tiene un componente en el que el espectador puede situarse en las obras vistas a través de la realidad aumentada. Otra experiencia virtual en el museo ha permitido al espectador sumergirse en las pinturas de Dalí y navegar por las escenas desde 360 grados.

Además, el museo está desarrollando una representación digital artificialmente inteligente de Dalí -creada con imágenes de vídeo, fotografías y otros materiales de archivo que muestran el rostro del artista- que habla a los visitantes.

“Nuestra motivación es el cambio en nuestra cultura y la forma en que las tecnologías digitales son parte integral de la experiencia de la gente con casi cualquier cosa”, dijo Hine sobre los planes del museo. “Tiene que haber un ajuste en la forma en que la gente experimenta el arte.”

Hine ha afirmado que “algunas de estas experiencias de Dalí pueden exportarse” para exposiciones internacionales, y ha señalado que esta tecnología puede desempeñar un papel en los esfuerzos del museo para servir de guardianes del arte de Dalí, equilibrando el deseo de compartir su obra con la necesidad de preservarla.

“Hay una docena de programas propuestos que vienen a nosotros en un año, y tratamos de apoyar lo que podemos”, dijo. “Nos gustaría poder satisfacer el apetito global por Dalí con menos pinturas[prestadas] e incluso aumentar la presencia de Dalí en los mercados emergentes del sur de Asia y América del Sur”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion