El tratamiento de la preeclampsia para las madres también beneficia a los hijos

Se estima que entre seis y 15 millones de personas en los Estados Unidos son niños nacidos de un embarazo complicado por preeclampsia. Una nueva investigación realizada en ratas revela que el tratamiento de la preeclampsia con citrato de sildenafil (Viagra) puede ayudar a proteger la salud cardiovascular de la descendencia.

La preeclampsia ocurre cuando las mujeres con presión arterial normal experimentan presión arterial elevada durante el embarazo. Los hijos de mujeres con preeclampsia durante el embarazo tienen una presión arterial más alta durante la infancia y casi el doble de riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular más tarde en la vida.

“El objetivo final de nuestro trabajo es mejorar la salud a largo plazo de las mujeres y los niños afectados por la preeclampsia”, señaló Hannah Turbeville, estudiante de doctorado del Centro Médico de la Universidad de Misisipí, que realizó el nuevo estudio. “Existen directrices limitadas para abordar los riesgos para la salud de estos grupos, y esperamos no sólo llamar la atención sobre estos riesgos, sino también impulsar la investigación para que sirva de base a las intervenciones preventivas”.

Turbeville presentará la nueva investigación en la reunión anual de la Sociedad Fisiológica Americana durante la reunión de Biología Experimental 2019 que se celebrará del 6 al 9 de abril en Orlando, Florida.

En trabajos anteriores, los investigadores encontraron que el citrato de sildenafil, que reduce la presión arterial al actuar sobre la vía del óxido nítrico, puede tratar la preeclampsia en un modelo de la afección en ratas, al tiempo que también reduce la presión arterial en la descendencia. En el nuevo trabajo, querían determinar cómo el citrato de sildenafil afecta la respuesta de la descendencia a los factores estresantes que normalmente aumentan la presión arterial.

Para imitar la preeclampsia humana tanto como sea posible, los investigadores usaron un modelo de rata que desarrolla la afección sin un procedimiento o medicamento. Luego expusieron a la descendencia a un factor estresante que aumenta la presión arterial. Los investigadores observaron aumentos más pequeños en la presión arterial para la descendencia masculina de ratas tratadas con citrato de sildenafil en comparación con aquellas que no recibieron tratamiento o recibieron un medicamento para la presión arterial más comúnmente usado. El efecto protector no fue aparente en la descendencia femenina.

“Nuestros estudios demuestran el potencial de la terapia dirigida de la vía del óxido nítrico para mejorar la respuesta del cuerpo a los factores estresantes en las vidas posteriores de los hijos de mujeres que experimentaron preeclampsia”, señaló Turbeville. “Esta vía juega un papel importante en mejorar el flujo sanguíneo y reducir la presión arterial.”

Los investigadores están trabajando para comprender mejor la respuesta específica de género al citrato de sildenafil. También están explorando si la mejoría en la respuesta a los factores estresantes lleva a una disminución del riesgo de enfermedades crónicas como la presión arterial alta y la enfermedad renal crónica cuando estos descendientes se convierten en adultos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion