Remodelar y pintar la vivienda la deja como si fuera para estrenar

Generalmente, en una vivienda hay estancias para cada integrante de la familia, pero también hay espacios que utilizan todos en común, como el salón, la cocina, y quizás el más utilizado, que es el cuarto de baño. Cuando se piensa en una renovación o remodelación, casi siempre es el cuarto de baño por dónde se comienza, y la grifería es uno de los elementos que más desgaste tiene. Para el resto de la casa, una pintura tanto del exterior como del interior, provoca una sensación de renovación inigualable.

Renovando el cuarto de baño

Dentro de la renovación o remodelación de un cuarto de baño, hay tendencias muy modernas, como la ducha empotrada techo. Aunque para encarar una remodelación, el primer punto a considerar es el espacio del que se dispone.

Actualmente, el ritmo de vida que se lleva, impide muchas veces tomar largos baños de inmersión, por lo que la tendencia indica una mayor inclinación a las duchas. Las duchas empotradas en el techo, son de un diseño avanzado, con sistema monomando de aleación de zinc, sistema de cierre cerámico, y un rociador extraplano muy moderno, con sistema antical, que puede elegirse en varias medidas, de 20×20, de 25×25, de 30×30 y de 40×40 centímetros, es decir, que hay modelos para todos los gustos. Este tipo de ducha está construida con materiales de alta calidad, su válvula cerámica y su sistema antical, permiten que esté programada para un muy bajo mantenimiento y una larga duración.

La instalación de una ducha en un cuarto de baño tiene innumerables ventajas con respecto a una bañera, como por ejemplo el ahorro significativo en el agua, ya que en una bañera, una persona gasta cerca de 250 litros en una bañera, mientras que sólo 50 en una ducha. Las duchas ocupan mucho menos espacio, son ideales para cuartos de baño pequeños, además de la ventaja de ser más rápidas que tomar un baño de inmersión.

La grifería forma parte del diseño y la decoración de un baño

En el diseño o rediseño de un baño, un grifo empotrado es una alternativa para tener en cuenta. Un grifo de este estilo, puede adaptarse a cualquier estilo arquitectónico o decorativo, con diseños funcionales y modernos.

Las ventajas de este grifo son muchas, comenzando por la facilidad para su limpieza, su sencilla instalación y por sus válvulas cerámicas, tiene casi nulo mantenimiento. Además, este tipo de grifería deja mucho más espacio para utilizar, y también por su valor estético, ya que no hay tuberías visibles que deban ser disimuladas.

La grifería empotrada viene en muchos modelos y diseños, algunos de ellos permiten un ahorro significativo en agua, pero lo destacable que todos estos modelos tienen en común, es su gran resistencia y su durabilidad, casi libres de mantenimiento con respecto a otros sistemas.

Hay modelos de ducha y de sus rociadores para todos los gustos

Los rociadores de ducha suelen llamarse también estrellas de la ducha, hay de diferentes  formas y tamaños, que cubren variados gustos personales. Existen distintos tipos según su encastre:

  • De techo, que están suspendidos del techo, sin encastre en paredes.
  • Los de techo con encastre, ideales para un baño minimalista.
  • De techo con brazo, que están unidos al techo a través de un brazo visible.
  • De pared, donde el rociador sale directo de la pared.

De los diferentes modelos de duchas, también hay distintas formas: cuadrados o redondos, y de distintas medidas, desde 20 cm hasta los de 40 cm.

Pintar totalmente una vivienda la renueva y la hace más confortable

Cuando ya se ha remodelado el baño, se le puede cambiar la apariencia a toda la vivienda mediante una buena pintura, tanto en el exterior como en el interior, el trabajo debe ser hecho por pintores Madrid profesionales. Hay empresas especializadas que ofrecen sus servicios de pintura con trabajos personalizados, de máxima calidad y detalle, y con un precio económico.

La forma de iniciar el proceso para pintar la vivienda, es pedir un presupuesto a la empresa, donde un profesional hará una visita al domicilio. También se brinda asesoramiento al cliente sobre qué tipo de pintura es la más adecuada, en base a humedad y otros problemas posibles.

El pintor profesional pasará un presupuesto, que será el coste total a abonar, sin gastos extras. El siguiente paso es comenzar con la pintura de la casa. Una vez terminado el trabajo, personal de la empresa siempre se comunica con sus clientes para que cuenten su experiencia con el trabajo realizado, ya que la satisfacción del cliente es la prioridad principal para la marca.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion