Reparaciones de la casa que nunca debes hacer tú mismo

123817

Con la popularidad de los programas televisivos de reparaciones de la casa diseñados para cautivar a los usuarios con renovaciones impresionantes, es fácil dejarse llevar por el bricolaje que ciertas cosas pueden ayudar, pero en otras definitivamente es mejor darles la tarea a los expertos.

No es lo mismo, darte una ayudadita en el diseño y decoraciones con el bricolaje que atreverse a romper paredes y probar reparaciones que realmente desconoces aunque parezca sencillo, esto puede, lejos de ahorrarte un dinero canalizar nuevos gastos para reparar cosas en el hogar que no esperabas, así que si puedes reparar algo con el bricolaje adelante, pero estas reparaciones mayores déjaselas a los expertos:  

Reparaciones eléctricas

Puede que el instalar una lámpara básica puede ser una tarea adecuada para un bricolador con experiencia, cualquier cosa más complicada es una reparación casera que nunca debe ser hecha por un bricolador y debe ser manejada por un electricista con licencia. Hay una razón por la que los electricistas pueden ser caros: Pasan muchos años entrenándose para trabajar con corrientes eléctricas que pueden ser mortales si se manejan de forma inadecuada.

Fontanería

¿Quién no es culpable de ignorar un grifo que gotea con la esperanza de que de alguna manera se detenga por sí solo en un esfuerzo por evitar una costosa factura de plomería? Serpentear un desagüe ligeramente obstruido o reemplazar una arandela de grifo desgastada puede ser posible para algunos, pero cualquier cosa más extensa cae en la categoría de reparaciones domésticas que nunca debe hacer usted mismo. En cambio: Prepárese para llamar a un plomero.

A diferencia de las reparaciones eléctricas, es poco probable que las reparaciones de plomería inadecuadas pongan su vida en peligro, pero pueden tener un grave efecto en su bolsillo. Lo que comenzó como una molesta fuga puede escalar rápidamente a una inundación y puede fácilmente sumar miles de dólares. El trabajo de fontanería (especialmente si se trata de su sistema de alcantarillado o tuberías de agua caliente) es una reparación de la casa que es mejor dejar a los profesionales.

Trabajo estructural

Cuando se considera la posibilidad de hacer reparaciones en la casa, el propietario no debe tocar ningún tipo de trabajo estructural importante sino sabe lo que hace. Al igual que las grandes reparaciones del sótano, si los bricoladores no saben lo que están haciendo, las renovaciones estructurales defectuosas pueden socavar la integridad de toda la casa.

Clemente también cree que las alteraciones estructurales son reparaciones caseras que nunca debes hacer tú mismo. Quitar las paredes que llevan peso desde arriba es un trabajo profesional. Entender las formas más seguras de soportar el peso durante el proceso de demolición y determinar cómo transferir la carga es un asunto serio.

Aparatos de gas

Al igual que las reparaciones eléctricas, los aparatos de gas pueden tener un alto precio cuando las cosas van mal. Las reparaciones caseras que nunca debes hacer en tu casa incluyen arreglos en artículos como hornos de gas, hornos, calentadores de agua o secadoras.

Estas reparaciones sólo deben ser realizadas por expertos cualificados. Incluso cuando un propietario toma todas las precauciones para cerrar el gas y gestiona cuidadosamente una reparación, es posible que se produzca una fuga si el aparato no se reinstala perfectamente. Una fuga de gas puede provocar graves problemas de salud, o incluso un posible incendio o explosión en su casa. Por eso, cualquier trabajo que implique gas es una reparación casera que nunca debes hacer tú mismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion