Clorofila: 6 beneficios para la salud

La clorofila es uno de los compuestos químicos fundamentales que están presentes en las plantas en grandes cantidades, especialmente en las de color verde.

¿Qué es la clorofila?

La clorofila es el pigmento que da a las plantas su color verde. Ayuda a las plantas a absorber energía y nutrientes filtrando los rayos del sol, en el proceso llamado fotosíntesis. La clorofila se encuentra en la mayoría de las plantas y verduras verdes. Algunas personas consumen clorofila como suplemento o pomada, con aplicación tópica. Los beneficios de la clorofila incluyen el aumento del nivel de energía, la aceleración de la curación de las heridas y la lucha contra ciertas enfermedades.

Los beneficios de la clorofila

Además de su importante papel en el mantenimiento de la salud de las plantas y los vegetales, la clorofila también puede beneficiar la salud del cuerpo humano, ya que es una fuente natural de antioxidantes. Algunas investigaciones médicas sugieren que esta sustancia puede ser beneficiosa para aliviar ciertas afecciones de la piel, los olores desagradables de la piel y para combatir enfermedades más graves.

1.La clorofila desintoxica el organismo

El consumo de plantas verdes ayuda a oxigenar la sangre y aumenta la producción de glóbulos rojos. Así, dado que la hemoglobina transporta el oxígeno, un aumento de la producción de glóbulos rojos sólo beneficia a todo el organismo, especialmente al corazón. Por otra parte, el consumo de clorofila reduce drásticamente los niveles de colesterol en la sangre.

Al mismo tiempo, una buena oxigenación de la sangre ayuda en el proceso de desintoxicación y, además, actúa como barrera contra los factores ambientales nocivos. Una de las principales propiedades de la clorofila es su capacidad para recoger todas las toxinas y metales pesados de la sangre y eliminarlos del organismo.

2. Combate el cáncer

La clorofila proporciona protección contra los carcinógenos, las toxinas de la carne frita y los contaminantes del aire. También bloquea el metabolismo de las sustancias pro-carcinógenas en el cuerpo que alteran el ADN. La clorofila también puede inhibir la carcinogénesis (el proceso por el que una célula normal se transforma en maligna).

3.La clorofila refuerza el sistema inmunitario

Algunas bacterias anaerobias no resisten la presencia de oxígeno, por lo que el consumo de clorofila conduce a su inhibición. Además, otra propiedad milagrosa de la clorofila es que es un buen alcalinizador de la sangre, y un ambiente alcalino reduce mucho la existencia de bacterias. ¿El resultado? Las personas que consumen clorofila tienen un sistema inmunológico al menos dos veces más fuerte que los demás.

4.Clorofila con aplicación tópica

Varios estudios sugieren que la aplicación tópica de la clorofila en forma de pomada puede promover una curación más rápida de las heridas. El uso de la clorofila por sus propiedades curativas tiene orígenes antiguos, las primeras investigaciones se remontan a 1950. Algunos médicos siguen recetando medicamentos tópicos a base de clorofila (más concretamente con la sustancia activa llamada clorofilina) para acelerar la curación de las heridas y reducir los olores desagradables asociados a las heridas abiertas.

5.La clorofila mejora el sistema digestivo

La clorofila favorece la limpieza del colon y la proliferación de la flora bacteriana intestinal, teniendo un efecto antiinflamatorio, lo que se traduce en una mejora del tránsito intestinal. Además, el hígado, el estómago y la vesícula biliar también se benefician. Por otro lado, la clorofila tiene la capacidad de ayudar a desintegrar los cálculos renales creados por nuestro organismo para neutralizar el exceso de ácido y acelerar su eliminación.

6.Clorofila en forma de complemento alimenticio

Hasta hoy, no hay suficientes datos sobre los beneficios para la salud de la clorofila ingerida en forma de suplemento líquido, polvo o tableta. Algunos investigadores creen que una función esencial de la clorofila para el organismo es estimular el desarrollo de nuevos glóbulos rojos, mejorando así la calidad de la sangre. Esta hipótesis está relacionada con el hecho de que, químicamente, la clorofila es similar a la hemoglobina, una proteína esencial dentro de los glóbulos rojos que tiene la función de transportar el oxígeno por todo el cuerpo.

Por esta razón, la clorofila puede ser beneficiosa en el tratamiento de los síntomas de la anemia, como la fatiga, la falta constante de energía y los mareos. Sin embargo, si la anemia está causada por un déficit de hierro, la clorofila no puede funcionar como tratamiento autónomo, siendo necesario en primer lugar un suplemento de hierro. Además, la clorofila se ha asociado a la estimulación de la actividad del hígado en la eliminación de toxinas del cuerpo a través del proceso natural de desintoxicación del organismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion