Implante capilar, la cirugía estética más demandada por los hombres

implante capilar


La cirugía estética es una rama de la medicina que cada vez tiene más adeptos, ya que ayuda a mejorar determinados aspectos del cuerpo que no gustan o no son como se quiere. En el caso de los hombres, el implante capilar se ha convertido sin duda en el tratamiento estético más demandado, precisamente porque en poco tiempo y por una inversión bastante asequible los resultados obtenidos son asombrosos.

Los trasplantes capilares están a la orden del día, por una parte, porque los procedimientos han avanzado a pasos agigantados, y por otra, porque los precios han ido abaratándose bastante hasta ponerse al alcance de todos. El implante capilar es un tratamiento médico quirúrgico que permite restablecer el pelo en aquellas zonas de la cabeza (también en algunos casos otras partes del cuerpo como el pecho, las cejas o la barba) que lo han perdido, bien sea por alopecia hereditaria o bien por otros motivos como tratamientos médicos o estrés. Es necesario decir que este tipo de tratamiento también pueden realizárselo mujeres que sufran problemas de alopecia. 

Un implante capilar se trata de una cirugía estética simple, puesto que solo necesita de anestesia local y de unas horas en quirófano para realizarse. La estancia en la clínica es de tipo ambulatorio, es decir, en unas horas el paciente puede irse, y necesitará de una serie de revisiones puntuales para que el especialista estudie cómo se está recuperando.

¿Cómo se hace un injerto capilar?

Básicamente, cuando se realiza un injerto de pelo se siguen los siguientes pasos:

El cirujano dibuja una línea en la frente que será la guía para el injerto, buscando siempre que el resultado quede lo más natural posible. 

El paciente no sentirá dolor durante el proceso porque se aplica anestesia local. Acto seguido se extraen los folículos pilosos de la zona de donación, que normalmente está situada en las zonas donde aún queda pelo, como son los laterales de la cabeza o la parte posterior del cuero cabelludo.

Estos folículos pilosos se tratan con un compuesto especial para prepararlos para el siguiente paso, que es el injerto en sí mismo. A través de un instrumental especializado se realizan unos canales minúsculos en el área receptora y se introducen los folículos pilosos.

Todo el proceso se realiza de manera rápida, y en tan solo unas horas el paciente podrá dejar la clínica con una serie de instrucciones para el lavado, el masajeado de la zona, medicación que debe tomar si fuera el caso, etc. 

Técnicas de implante capilar y precios en Turquía

En cuanto a los métodos usados, hay tres técnicas que son las más utilizadas por los cirujanos plásticos capilares. Se trata de la Técnica FUE, la Técnica FUE Zafiro y la Técnica DHI. En las tres los resultados son asombrosos, y solo cambian algunos aspectos del procedimiento, como el instrumental o la forma de injerto de los folículos pilosos. La más utilizada por la mayoría de pacientes, no obstante, es la técnica FUE, por ser la más económica. 

En ese sentido hay que destacar que los precios de un trasplante capilar son muy asequibles en Turquía, donde se ofertan paquetes en los que se incluyen el alojamiento, los traslados desde el aeropuerto hasta el hotel y del hotel a la clínica, las analíticas de sangre previas necesarias para el historial médico, los medicamentos y productos para el cuidado del cabello, así como la intervención con un número máximo de injertos con la técnica FUE. Estos son los servicios de un paquete básico que oscila en 2.090 euros.

Los hay algo más caros por la exclusividad de la técnica, como es el caso del paquete DHI que oscila en los 2.990 euros. En cualquier caso, se trata de precios muy asequibles y que se convierten en una inversión excelente para mejorar la calidad de vida de los pacientes y su autoestima.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion